+52 (222) 842 8434

Teléfono de asistencia:

Turbulencias: seis razones por las que no debes temerles

A veces el temor a subirse a un avión es generado por las turbulencias.Te dejamos 6 razones por las cuales no debes temerles. Vienes ahorrando desde hace meses para comprar tu pasaje y cuando por fin tienes todo lo necesario, un temor comienza a invadirte.

 

 

Nunca antes has subido a un avión, pero te han contado que en el aire hay bruscos movimientos a los que llaman turbulencias. Este fenómeno natural es generado por el cambio en la dirección y la velocidad del aire. En realidad, no es tan apocalíptico a como lo presentan.

 

Existen tres tipos de sensaciones que se experimentan en el avión debido a las turbulencias: una ligera, en la cual un vaso con agua podría vibrar; una moderada, en la que el agua del vaso podría llegar a salpicar fuera de él y una severa, en la cual vaso terminaría en el piso.

 

De estas posibilidades, la más común es la ligera. Si luego de saber esto aún te sientes inseguro de volar, no tienes de qué preocuparte porque:

 

-Los aviones están construidos y diseñados para soportar las peores situaciones posibles, como una turbulencia tipo severa.

 

- El piloto del avión avisará si se está por entrar o se está en una zona de turbulencia encendiéndose la luz de abrocharse el cinturón de seguridad.

 

- Si se pasa por estos “baches aéreos” debes abrocharte el cinturón y mantenerse sentado en tu lugar.

 

- Deberías elegir asientos en las filas de adelante o el medio, ya que atrás es donde más se sienten los movimientos.

 

- Las turbulencias en los aviones son muy frecuentes, pero pocas veces causan daños o peligro. Solo causan incomodidad.

 

- Debes guardar la calma y no desesperarte. Relaja tu mente pensando en otra cosa, como en las bellas vacaciones que te esperan.

 

 

Fuente: elcomercio.pe

>